Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: https://hdl.handle.net/20.500.12104/80264
Título: Local vs Extranjero: El proyecto de globalización de la industria cultural surcoreana (k-drama), lecciones para la industria mexicana.
Autor: De La Cruz Alatorre, Jonathan Cuitláhuac
Asesor/Director de tesis: Vargas Barraza, Juan Antonio
Sepúlveda Rios, Irma Janett
Martín Ulloa, Luis
Kakihara, Tomohiro
Ortiz Barrera, Manuel Alfredo
Editor: CUCEA
Universidad de Guadalajara
Carrera: MAESTRIA EN NEGOCIOS INTERNACIONALES
Palabras clave: Industrias Culturales;Telenovelas;Competitividad;Globalizacion;Hallyu
Fecha de publicación: 10-oct-2018
Editorial: Biblioteca Digital wdg.biblio
Universidad de Guadalajara
Resumen: Desde la llegada del internet, la manera en la que se consumen productos deentretenimiento ha experimentado grandes cambios, pues anteriormentesolamente se tenía acceso primordialmente a aquello ofertado por las televisorasy al contenido ofrecido en formato físico dentro del país, teniendo pocasposibilidades de conocer aquello que no se encontrara dentro de estos canales.Esto cambio con la llegada de la era digital y las tecnologías de comunicación,pues el flujo masivo de información que circula hoy en internet ha permitidoromper las barreras que tradicionalmente condicionaban el intercambio cultural,como la distancia y el tiempo, pudiendo ahora, acceder a contenido de todo elmundo desde cualquier dispositivo con conexión a internet (Kim, Yun y Yoon,2009).Esto ha significado, que los consumidores de cualquier región geográfica puedanacceder a los productos culturales de cualquier parte del mundo desde undispositivo con internet, pudiendo ahora elegir entre lo ofrecido localmente yaquello producido en cualquier otra parte del mundo. Esto les ha abierto la puertaa muchas nuevas industrias culturales a los consumidores mexicanos, poniendolas series de televisión y los diversos contenidos producidos a nivel nacional acompetir contra diversas industrias culturales a nivel global. Pero también les haabierto la puerta a las producciones nacionales para llegar más allá del mercadodoméstico. Según Borges (2006), “Cada sociedad se ha ido adaptando ytransformando paulatinamente ante los cambios sociales y tecnológicos, que hanpermitido una interacción mucho más dinámica y cambiante entre regionesculturales, producto de la globalización”.Se ha demostrado que la influencia cultural lograda a través de los productos deentretenimiento puede, en un país, mejorar la imagen percibida que se tiene deellos en el extranjero, aumentar la demanda de sus productos relacionados einclusive aumentar el flujo de turistas hacia su país, al popularizar su cultura poreste medio, mejorando de esta manera el desempeño económico del país a nivelinternacional. Por lo que al ser este un gran campo de oportunidad, no deberíaignorarse el desempeño de la industria cultural en el extranjero.En México, históricamente las series de corte dramático o telenovelas han tenidouna gran relevancia como producto de consumo doméstico, así como productode exportación a nivel internacional. Tan solo en la década de los años noventa,Televisa, la televisora nacional más grande del país y sus telenovelas, llegarona tener un éxito extraordinario, logrado llegar a lugares inimaginables con sumodelo tradicional de telenovelas, logrando ser transmitidas en más de unaveintena de países alrededor de todo el mundo (Hernández y Castañeda, 2018).Sin embargo, según la CEPAL (2016), en los últimos cinco años, creció en un14% anual el número de hogares con acceso a internet de banda ancha en laregión Latinoamericana. Esta creciente comunidad de usuarios de internet, queahora está expuesta a diversas influencias culturales, busca y elige nuevasopciones de entretenimiento.Esto ha puesto a las producciones mexicanas a competir contra las series detelevisión estadounidenses, los nuevos servicios de streaming y las diversasplataformas de contenidos ofrecidas a través de internet, que han logradoacaparar la atención del público joven, quienes usan contantemente estasplataformas para satisfacer sus necesidades de entretenimiento (Hernández yCastañeda 2018). Poniendo así a las telenovelas y producciones mexicanas enuna situación complicada, pues la respuesta de las televisoras mexicanas anteestos nuevos competidores ha sido muy pobre o tardía en el mejor de los casos.En México, la caída de las audiencias en la televisión abierta es cada vez mayorpues, según el Instituto Federal de Telecomunicaciones (2015a), el nivel deaudiencia para televisión abierta presenta una disminución de -15% desde el2013 hasta el tercer trimestre del 2015. Esto se debe gracias al aumento desuscripciones a la televisión restringida, pero también al aumento de hogarescon internet de banda ancha, permitiendo así, el uso de servicios como Netflix yplataformas de uso gratuito como YouTube.Hoy en día la televisión mexicana enfrenta una crisis de contenidos, cada vez leresulta más complicado mantener los niveles de audiencia y demanda logradosen el pasado, pues con la llegada de nuevos competidores esta tarea se hacomplicado aún más. Y es que, ser diferente hoy en día no es tarea fácil,Srivastava, Franklin y Martinette (2013) señalan que, debido a la globalización ya la masiva difusión cultural que se experimenta en internet, la competencia escada vez más grande, pues el público tiene mayor información y más opcionesentre las cuales elegir.Esta tendencia no ha pasado desapercibida por otras industrias deentretenimiento alrededor del mundo, particularmente las empresas coreanas,que han aprovechado para posicionar sus productos a través de diversosmedios, por ejemplo, la plataforma Dramafever fundada en 2009, que contieneun enorme catálogo programas de T.V. asiáticos, dramas y series, disponiblesen Canadá, Estados Unidos y Latinoamérica (PR, N., 2012).La influencia cultural internacional ha sido demostrada de manera continua porla industria de entretenimiento norteamericana, particularmente la industriacinematográfica, ya que sus películas han traspasado todas las fronteras,distribuyéndose de manera notable (legal o ilegalmente) en la mayoría de lospaíses del mundo, convirtiéndola en una de las industrias de entretenimiento máscompetitivas a nivel global. Sin embargo para gran parte de las industrias deentretenimiento internacionales destacar frente a este, denominado “gigantehollywoodense”, resulta complejo dada la innovación que debe realizarse con elafán de diferenciarse de la moderna y basta oferta que la industria deentretenimiento norteamericana ofrece; es por ello que para las producciones surcoreanas el hecho de llegar hacia mercados tan lejanos como loslatinoamericanos, que además tienen poca influencia de su idioma y costumbres,facilita las claves hacia una nueva dirección en términos de mejora continua decontenidos y por lo tanto como parte de una renovada influencia cultural hacianuevas generaciones en distintas sociedades alrededor del mundo.Por lo que ante el actual desempeño de la industria cultural mexicana, que no hasido del todo satisfactorio, particularmente en lo que se refiere las telenovelas,se pretende generar un modelo que muestre claramente cuales característicasde contenido, han sido clave para el éxito de la industria cultural surcoreana anivel internacional y poder así replicarlas en la industria cultural mexicana,permitiéndole mejorar el desempeño de sus productos a nivel internacional,mejorar la imagen del país en el extranjero, generar un mayor flujo de turistashacia el país y aumentar el interés que se tiene hacia el país y su cultura engeneral.
URI: https://wdg.biblio.udg.mx
https://hdl.handle.net/20.500.12104/80264
Aparece en las colecciones:CUCEA

Ficheros en este ítem:
Fichero TamañoFormato 
MCUCEA10007FT.pdf5.12 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Los ítems de RIUdeG están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.