Please use this identifier to cite or link to this item: https://hdl.handle.net/20.500.12104/95732
Full metadata record
DC FieldValueLanguage
dc.creatorVizcaino Bañuelos, Diana Laura-
dc.date2019-10-28-
dc.date.accessioned2023-09-01T20:45:20Z-
dc.date.available2023-09-01T20:45:20Z-
dc.identifierhttp://www.e-gnosis.udg.mx/index.php/eg/article/view/50-
dc.identifier.urihttps://hdl.handle.net/20.500.12104/95732-
dc.descriptionIntroducción: Leucoplasia Oral (LO) es un termino clínico que describe una placa blanca de riesgo cuestionable que ya hayan sido descartadas condiciones específicas[1,2] y otros trastornos orales potencialmente malignos (TOPM)[3]. Es la más frecuente de los TOPM. Su etiología es multifactorial y el tabaco es el mas frecuentemente involucrado[4-6]. Requiere de biopsia y correlación clinico-patológica para su diagnóstico[2,4] que pueden ir desde una hiperqueratosis sin displasia hasta carcinoma [4,6]. El objetivo de este cartel es presentar como el éxito del tratamiento de la LO depende de la colaboración cercana entre Clínico y Patólogo. Reporte de caso: Paciente femenino de 60 años de edad se presentó a la clínica de Medicina Oral para “valorar placa blanca en lengua’’. Intraoralmente se observó placa blanca lineal no desprendible, localizada en el vientre de la lengua paralela al frenillo lingual del lado derecho con superficie verrugosa, mide 40 x 6 mm. Refiere ser fumadora desde hace 20 años (6-10 al día). Se realiza tinción azul de toluidina marcando leve positivo la zona verrugosa, se indica biopsia excisional con margénes de seguridad y se envía a patología reportando “Hiperortoqueratosis con Displasia Moderada’’ bordes libres de alteración. Discusión: Van Der Wall describe, como el diagnóstico de LO es beneficiada por la colaboración entre clínico y patológo, así como de la experiencia necesaria de ambos en sus campos[2]. La LO tiene una prevalencia del 2-3%[1]. Existe mayor riesgo de desarrollo en pacientes fumadores[6]. Todos los roles son importantes para el entendimiento de cada LO en lo particular. Conclusión: LO necesita de mucha comprensión para poder elaborar un buen diagnóstico clínico, se tiene que complementar con la biopsia y evaluar en que fase se encuentra. Es importante recordar que aunque no se haya encontrado displasia, esto no descalifica a la lesión de considerarse TOPM y permanecer en evaluación.es-ES
dc.formatapplication/pdf-
dc.languagespa-
dc.publisherUniversidad de Guadalajaraes-ES
dc.relationhttp://www.e-gnosis.udg.mx/index.php/eg/article/view/50/35-
dc.sourcee-Gnosis; Vol. 17 (2019)en-US
dc.sourcee-Gnosis; Vol. 17 (2019)es-ES
dc.source1665-5745-
dc.subjectTabacoes-ES
dc.subjectdisplasiaes-ES
dc.subjectleucoplasiaes-ES
dc.subjectcarcinomaes-ES
dc.titleCOLABORACIÓN CERCANA ENTRE CLINICO Y PATOLOGO COMO CLAVE PARA EL TRATAMIENTO DE LA LEUCOPLASIA ORALes-ES
dc.typeinfo:eu-repo/semantics/article-
dc.typeinfo:eu-repo/semantics/publishedVersion-
Appears in Collections:Revista e-Gnosis

Files in This Item:
There are no files associated with this item.


Items in RIUdeG are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.